La sarcopenia es el gran enemigo en el proceso de envejecimiento. Se trata de una pérdida de fuerza muscular que frecuentemente se asocia a la pérdida de músculo. ¿Sensación de debilidad? ¿Dificultad para levantarse de una silla? ¿Velocidad lenta para caminar? ¿Inestabilidad de la marcha o caídas? Seguramente hablemos de un posible caso de #Sarcopenia.

A partir de los 30 años se inicia un declive en la función muscular. A partir de los 50 nuestro objetivo fundamental debe ser frenar la pérdida de musculo para que a los 80 mantengamos la suficiente masa muscular que nos permita ser independientes para caminar, disminuir las caídas y mantener la máxima autonomía posible.

¿Cómo se diagnostica? El diagnostico se puede realizar midiendo la masa muscular apendicular (ASM) mediante la Bioimpedanciometría. Una ASM menor a 20kg en hombres o 15kg en mujeres es diagnostico de Sarcopenia. La severidad de la misma se mide en función de nuestra velocidad de la marcha o a través de otros test de capacidad funcional.

Los ejercicios de fuerza muscular y un plan dietético individualizado para asegurar una adecuada ingesta de proteínas es esencial para revertirla.

Consulta a nuestra fisioterapeuta y nutricionista Cristina Cazorla para saber más.

 

Otras publicaciones

¿En qué consiste NeuralGym?

Es un programa que tiene bastante éxito, donde los mayores entrenan sus habilidades cognitivas. La función ejecutiva, la capacidad de concentración, la memoria, la atención,

Leer Más >>

Ven y conoce tus números

En Centro Hebe nos preocupamos por ti, somos un centro de entrenamiento integral dirigido por profesionales sanitarios, donde ponemos a tu disposición un espacio de trabajo donde

Leer Más >>